Saltar al contenido

Oposiciones a ADIF: Todo lo que debes saber para prepararte bien

Cada año, en España se convocan oposiciones para muchas vacantes en entidades públicas. Oposiciones que bien pudiéramos clasificar de mil maneras. Sin embargo, una forma sencilla de clasificar las oposiciones en España es por su poder de atención o de convocatoria con respecto a los interesados. De ese modo encontraríamos, por ejemplo, las oposiciones a Correos o las oposiciones a Guardia Civil como las más conocidas o demandadas, y en el otro costado estarían oposiciones como de las que hoy nos toca hablar: las oposiciones a ADIF.

ADIF es la empresa que se encarga de toda la infraestructura del sector ferroviario. En una de las últimas convocatorias eran un total de 343 plazas a cubrir, en diferentes puestos. Para ellos, hay una parte de examen con temario común, el específico, así como prueba de inglés y psicotécnico que pasamos a explicarte.

A pesar de ser una completa desconocida para muchos españoles, una oposición a ADIF no tiene que ser desventajoso para tu carrera y tu desarrollo profesional. De hecho, si utilizamos la lógica y hacemos proyecciones, prepararte bien para las oposiciones a ADIF puede ser una decisión llena de mucha sabiduría y con un potencial de éxito bastante grande.

Principales puestos vacantes en las oposiciones a ADIF

Para los recién llegados, ADIF es la empresa encargada de gestionar toda la infraestructura del sector ferroviario en el país. Aunque depende financiera y operativamente del Ministerio de Fomento, su accionar es totalmente independiente y autónomo tanto del nombrado ente gubernamental como de Renfe. Esta autonomía, por una parte, brinda muchísima estabilidad. Pero, por otro lado debemos mencionar que, dadas las cooperaciones entre distintos entes por el desarrollo del sector ferroviario, comenzar con un puesto en ADIF podría ser tan sólo el inicio de un camino bastante productivo en uno de los sectores más influyentes en la economía española.

Las últimas convocatorias de oposiciones a ADIF han estado marcadas por puestos vacantes más o menos similares. Algunos son los siguientes:

  • Factor de circulación de ADIF
  • Oficial de telecomunicaciones de entrada de ADIF
  • Montador eléctrico de instalaciones de seguridad en ADIF
  • Oficial celador de línea electrificada de entrada para ADIF

De buenas a primera, se trata de puestos que demandan mucho conocimiento teórico, mucha habilidad en la práctica y bastante empatía con el trabajo. Las personas jóvenes con carreras en el sector de telecomunicaciones, electrónica, electricidad o hasta informática pudieran sentirse atraídos por estas oportunidades de oposiciones a ADIF. Personas con experiencia laboral extensa y con un currículo comprobable en cargos similares también serían muy provechosos para una empresa pública que, sin lugar a dudas, crecerá en los próximos años.

En párrafos sucesivos mostraremos toda la información que un interesado debe conocer a la hora de postularse a las oposiciones a ADIF. Como se anticipó, se trata de una de las convocatorias con menor atractivo para la mayoría de la gente, por lo que cualquier interesado que saque ventajas reales desde lo práctico pudiera tener un puesto casi asegurado en las vacantes disponibles en esta empresa pública del sector ferroviario.

¿Cuáles son los salarios en las vacantes ofrecidas por ADIF?

El salario de cualquier trabajador de ADIF dependerá exclusivamente del puesto y de las tareas que realice. En la convocatoria actual, el grueso de las vacantes estará en el grupo de los factores de circulación. Por su parte, habrá menores plazas disponibles para los que se postulen al sector de las telecomunicaciones, electricidad y afines.

Por consiguiente, los salarios de un factor de circulación de ADIF suelen establecer entre los 1.200 euros y los 1.550 euros cada mes. Es de saber que esto podrá variar dependiendo de las horas extras realizadas o las primas e incentivos. Para ser el puesto más bajo de los que se convocan, el salario no deja de ser atractivo.

Además de ello, y como se ha mencionado, existirán otras plazas que estarán abiertas a oposición. En estos casos, los requisitos serán mayores, pero también lo serían los beneficios económicos cada mes. Por ello, el salario de los demás puestos ascendería desde los 1.250 euros mensuales hasta los 2.250 euros. Esto dependerá de muchas variables, como en el caso anterior.

Requisitos básicos para postularse a las oposiciones a ADIF

Aunque sea una completa desconocida, la oposición a ADIF ofrece muchas ventajas para los participantes. Una de las principales es que los requisitos no dejan de ser sencillos de cumplir, situación que a su vez representaría una complicación porque muchos participantes tendrían oportunidad de quedarse con un único puesto vacante.

Los requisitos básicos dependerán del cargo que se quiera ocupar. En el caso de factor de circulación de ADIF, los requisitos básicos serían ser mayor de 18 años de edad, no presentar ningún problema que impida realizar las labores (lo que podrá constatarse mediante exámenes médicos) y tener titulación de Bachiller, como mínimo, o de Ciclo Formativo Medio en cualquier especialidad.

En el caso de que se quieran ocupar puestos más especializados, a los requisitos anteriores se le deben sumar las titulaciones o Grados Superiores en carreras que estén directamente vinculadas al área que se pretende ocupar (Telecomunicaciones, Electricidad, Sistemas, Mantenimiento Industrial, otros afines).

Pruebas que deberás superar en las oposiciones a ADIF

Para inscribirse ya has leídos cuáles son los requisitos básicos establecidos en la convocatoria. Sin embargo, lo que no sabes es que necesitarás presentar las pruebas para poder quedarte con el puesto al que te postulas en ADIF. Estas pruebas suelen ser similares en cada convocatoria, y las principales variantes estarán en el último tramo (la fase teórica). Por eso, el principal consejo es prepararse lo mejor posible en la mayor cantidad de temas que se pudieran dar.

Las pruebas que se deben presentar en las oposiciones a ADIF son las siguientes:

  • Prueba de Inglés: aunque algunos participantes anteriores alegan que se trata de una prueba sencilla, lo mejor es estar preparados en un inglés conversacional decente, que permita orientar a cualquier usuario que sólo hable la lengua inglesa. Esta prueba se llevará a cabo de manera escrita, en un formulario a modo de test.
  • Prueba psicotécnica: la prueba psicotécnica dependerá estrictamente del puesto que pretendas. En el caso de factor de circulación, la complejidad de la misma es subjetiva, ya que dependerá mucho de la lógica y el análisis de cada participante. En el caso de los puestos más especializados, sí será necesario prepararse teóricamente para cualquier situación que pudiera presentarse en el día a día de su posible trabajo, y cómo respondería ante las situaciones. Las pruebas psicotécnicas pueden ser orales o escritas.
  • Prueba teórica – marco legal: es la parte más extensa e importante de todas las pruebas de las oposiciones a ADIF. En estas pruebas teóricas se evalúa el conocimiento del participante en tres ramos distintos: qué tanto conoce el puesto al que se ha postulado; qué tan consciente está del marco legal constitucional en lo referente al sector ferroviario y de la gestión del mismo. Finalmente, se evaluarán los conocimientos de la normativa ferroviaria vigente.

El consejo final para todos los participantes es que evalúen de forma autodidacta cuáles serían las partes más importantes dentro de cada renglón. En el caso de la prueba teórica, convendrá comenzar por la constitución nacional para luego hacer hincapié en lo señalado en la normativa ferroviaria. En este particular, convendrá mantenerse informado acerca de posibles cambios en la normativa señalada.

Examen de oposición ADIF

El examen consta de una primera fase de oposición. En ella, habrá un examen sobre el temario específico así como el general. Además, contará con una prueba de inglés. En este caso, para el personal de cuadros técnicos se exigirá el B2, mientras que el B1 será para el resto. Además, se pasará una prueba de test psicométrico, donde se evalúa tanto la inteligencia como el razonamiento de todos los aspirantes.

Todos los mencionados se van a clasificar de manera conjunta. Es decir, que la puntuación máxima de la suma de los mismos será de 200 puntos. Para poder pasar esta parte de la oposición se requieren 100 puntos. Un 40% en cada parte, en cada prueba, para poder ser apto.

  • Test psicotécnico: 40 puntos.
  • Test de inglés: 40 puntos.
  • Test de conocimientos generales: 60 puntos.
  • Test de conocimientos específicos: 60 puntos.

La segunda fase de concurso se validarán los méritos. En este caso se irán sumando las puntuación de los méritos pero no pueden superar los 65 puntos.

Una vez que hayan sido seleccionados los mejores candidatos tanto en cuestión del examen como en méritos se pasará a otra parte de la oposición. Es el momento de la adjudicación y habrá que realizar un ‘Curso de Adaptación Ferroviaria’.

Temario para las oposiciones de ADIF

Para todos los puestos que se oferten dentro de esta oposición, hay un temario denominado común que es el siguiente:

  • Constitución Española
  • Ley Orgánica 3/2007, 22 de marzo para la igualdad de mujeres y hombres.
  • Ley 31/ 1995 del 8 de noviembre para la prevención de riesgos laborales. Capítulos I, III y V.
  • Ley 38/2015 de 29 de septiembre sobre el sector ferroviario. Títulos: I, II, III, IV y V. Así como anexo I.
  • Real Decreto 2395/2004 del 30 de diciembre por el cual se aprueba el estatuto de la entidad pública Administrador de Infraestructuras Ferroviarias.
  • Declaración sobre la red 2018: Capítulos 1,2 y 3.

Tras el temario común, nos encontramos con el específico. Esto es que, dependiendo del puesto al que vamos a opositar, tendrá unos programas exigidos en forma de reglamentos o leyes, entre otros.

  • Para personal operativo: Reglamento de circulación ferroviaria, Guías técnicas de aplicación al reglamento (GUÍAS BT 04-08-18-23).
  • Para el cuadro técnico – Se aplicarán todas las leyes y normas que aparecen en las bases de la convocatoria que puedes ver en la web oficial.

¿Qué tal es trabajar en ADIF?

En ADIF nos encontramos con diferentes puestos para llevar a cabo. Desde montador eléctrico de instalaciones de seguridad hasta oficial de telecomunicaciones, pasando por el cuadro técnico (área jurídica, de gestión o ingeniería). Por lo que el trabajo en cada una de las áreas es totalmente diferente y como tal, también lo serán las opiniones.

  • “Hay un buen ambiente de trabajo y mucho compañerismo. Dos partes esenciales, para hacer que cada día sea mejor que el anterior”.
  • “La jornada dura 8 horas. Algo que nos encontramos en muchos trabajos, pero no siempre se puede compaginar con la vida familiar. Aún así, es un trabajo estable y no puedo tener más quejas”.
  • “Cuando uno disfruta con su profesión, que tanto sudor le ha costado, todo son ventajas. Sí es cierto que en ocasiones te puedes encontrar con poca experiencia que dará lugar a malos resultados. Pero uno hace su trabajo y listo”.
  • “Creo que la presión es lo peor de un trabajo como el mío. Aunque se compensa con el buen horario que tengo”.
  • “Una manera perfecta de meterse en un sector con bastante futuro. Por lo menos, hasta el momento se aprende mucho cada día y eso es algo de lo más positivo”.
  • “Al estar dentro del tema de seguridad, hay mucha responsabilidad, pero todo se lleva mejor con un gran equipo que te pueda respalda de la mejor manera”.

Cómo preparar oposiciones ADIF

Logo ADIF

Si quieres preparar unas oposiciones ADIF, primero debes consultar las convocatorias que se publican en los boletines oficiales (BOE). Aparecerán las de años anteriores y podrás comprobar todos los requisitos y los pasos del examen así como otros puntos de interés.

Una vez que ya te has leído las bases y estás totalmente decidido, debes comprarte el temario. En este caso, tienes que recordar que hay uno común y otro específico, dependiendo del puesto al que quieras acceder. Se pueden comprar en editoriales, así como en los centros especializados donde preparan oposiciones. Además de ello, lo mejor es optar por material adicional. Test, modelos de exámenes de otras convocatorias y todo lo que puedas encontrar vía internet. Al igual que participar en foros. Ya que es una manera de compartir ideas y de encontrar noticias y novedades.

Se pueden preparar por libre o bien, en una academia. Dos opciones muy válidas pero con sus pros así como sus contras. Mucha gente opta por dedicarle tiempo al temario en sí y pedir ayuda en centros especializados a la hora de pensar en el examen de inglés o psicotécnicos.

Se necesita un tiempo prudencial para todo ello. La mejor manera es hacer una organización a seguir para poder presentar todos los test que se nos piden. Establece un horario para cada tema, aunque piensa en que alguno de ellos será más complejo y necesitará más tiempo.

Ya han salido los temarios actualizados a 2018 para CorreosVer Temarios
+ +