Saltar al contenido

Estudiar Tanatoestética y tanatopraxia: preparar y maquillar a los muertos

La tanatoestética es una profesión bastante atípica, y cuya existencia muy pocos conocen. La función principal de todo aquel tanatopractor que se precie es la de acicalar y maquillar al difunto para que esté presente un aspecto natural y que sobre todo se aleje de la inquietante figura de una persona muerta. Con este proceso se busca que las personas allegadas al difunto guarden una última imagen adecuada del mismo al descansar en paz.

Evidentemente, esta profesión está estrechamente ligada con la tanatopraxia. Y a lo largo de este artículo, resolveremos las dudas más habituales relacionadas con ambas, tales como el día a día de trabajo de ambos profesionales, qué es la tanatoestética o qué es la tanatopraxia, así como el sueldo que perciben cada uno de ellos por su trabajo.

El “cliente” por así decirlo es en ambos casos una persona muerta, por lo que lo primero que deberás de tener en cuenta es que si quieres dedicarte profesionalmente a la tanatoestética deberás de tener estómago para ello. No ser una persona muy delicada o escrupulosa, fácil de impresionar, etc. Ya que entonces te será imposible realizar tu trabajo. No todo el mundo es capaz de soportar el tratar con los muertos.

Y si el arte de la tanatoestética se basa en embellecer al difunto de diversas formas (peinándolo, maquillándolo, vistiéndolo, etc.) Todo aquel profesional que trabaje en la tanatopraxia deberá de tratar el cuerpo de una persona fallecida para que este no sufra de descomposición ni otros tantos síntomas posteriores a su defunción que pudieran deteriorarlo. Una vez tratado el cuerpo del cadáver, este podrá poder ser presentarlo así en sociedad a sus familiares, amigos cercanos, etc. Que lo velen una última vez para darle el adiós definitivo en el tanatorio tal y como lo conocían anteriormente en vida.

Este oficio es bastante antiguo. Tanto es así, que los primeros indicios de tanatopractores los encontramos en la antigua civilización Griega, siendo estos los primeros en tratar el cuerpo de un difunto y prepararlo así para su paso al más allá. Esto es algo que puede verse de forma fehaciente en los distintos grabados de pirámides y otras estructuras de la zona, así como por antiguos papiros y escritos varios pertenecientes a dicha civilización que se han podido recuperar. Precisamente, el origen de la palabra evidentemente está relacionado con la muerte en lengua griega (tanato), y la parte de “estética” adula directamente a la conservación del difunto, ofreciendo una imagen del mismo mucho más delicada y cercana a su aspecto en vida.

maquillador de muertos

El proceso de tocar, manipular y maquillar a un muerto debe de ser tomado con profesionalidad, y pese a que dicha persona no se encuentre viva será tratado como alguien que entra a un salón de belleza, ya que la emotividad del momento es máxima, y el tanatopractor debe de asegurarse que el difunto se encuentre en un estado presentable para no herir la sensibilidad de los presentes.

Si ya eres conocedor de todas estas situaciones a las que deberás de presentar si quieres dedicarte a la tanatoestética de forma profesional, y crees que no eres una persona susceptible, por lo que podrás aguantar dicho proceso sin mayores problemas, entonces esta es tu profesión.

Tanatoestética, una profesión sorprendentemente muy solicitada en la actualidad

Para muchos, existen una enorme cantidad de motivos muy desagradables por los que les sería prácticamente imposible desempeñar las funciones diarias de un tanatopractor. Es por este motivo que sorprende la enorme demanda de puestos de trabajo que existen en este sentido. Cada vez más personas quieren dedicarse a la tanatopraxia o a la tanatoestética de forma profesional y, lo primero que haremos precisamente será establecer las bases de una y de otra para que así todos aquellos a los que le puedan parecer lo mismo puedan conocer sus distintivos y características propias pertenecientes a cada una de ellas.

¿Tanatopraxia o tanatoestética? Dos trabajos muy distintos para los que se necesita una formación similar.

Comúnmente, y aunque pueda sonar contradictorio, se recomienda que se aprendan los conocimientos pertenecientes a ambas ramas profesionales a través de los cursos de tanatoestética y tanatopraxia, ya que pertenecen a una misma especialización profesional, por lo que ambas se complementan a la perfección, ayudando al sujeto en cuestión a formarse como un profesional mucho más completo.

tanatopraxia

Esto, además, no solamente nos conferirá conocimientos más amplios y específicos en ambas ramas hermanas, sino que incidirá también en nuestra valoración profesional, y por ende también en el sueldo que recibiremos. Siendo una cantidad económica mucho más alta.

A la hora de obtener ambas distinciones, te congratulará saber que es posible hacerlo de forma simultánea, por lo que podrás acceder en ambos cursos de tanatopraxia y tanatoestética y aprobarlos al unísono siempre y cuando te veas capaz (requerirá de el doble de tiempo y esfuerzo), ahorrando una gran cantidad de tiempo en el proceso en cuanto a tu futuro laboral inmediato se refiere.

¿Qué es la tanatoestética? Cómo definiríamos este trabajo tan inquietante como necesario

La tanatoestética es la práctica que permite embellecer a los muertos para poder presentarlos así a sus conocidos, familiares y allegados más cercanos. Para ello, se maquilla, viste, peina y prepara al susodicho para establecer una imagen elegante del mismo, y eliminar así cualquier emoción negativa que pueda surgir el ver su cuerpo en el mismo estado en el que falleció. Y es que pese a que cada vez es más común el tomarnos la muerte como algo natural, la realidad es que lo hacemos fruto del total y verdadero desconocimiento, ya que la imagen de un difunto sigue siendo impactante para la gran mayoría.

en qué consiste esta profesión

Antiguamente, eran los clérigos, sacerdotes o personas estrechamente ligadas de alguna forma a la religión quienes preparaban a los difuntos, aunque con el paso del tiempo y la popularización de esta técnica de embellecimiento de los muertos, se han ido necesitado de verdaderos profesionales especializados en dicha práctica; Los tanatopractores.

La formación necesaria para llevar a cabo esta actividad se puede adquirir a través de un curso de tanatopraxia de entre los muchos existentes, siendo los conocimientos allí impartidos muy importantes para poder desarrollar esta importante labor con el respeto y la delicadeza necesarios que se deben de mostrar a los muertos.

¿Cómo es el entorno de trabajo de un profesional perteneciente a este sector?

Todo técnico en tanatoestética que se precie trabaja en un entorno concreto, el cual evidentemente deberá de estar totalmente equipado como para permitirle llevar a cabo su labor sin interrupciones ni desperfectos de última hora. Comúnmente, son salones muy bien iluminados, y con una temperatura fría (ayuda a la conservación del fallecido). Además, disponen de una camilla acolchada con almohadas donde tumban a la persona muerta para pasar así a su preparación. Ahí es donde entran en escena útiles tales como el corrector, bases de maquillaje variado, así como pintura de labios, uñas, compactos, etc. Y que conforman el equipo indispensable en todo entorno de trabajo de un profesional en tanatoestética. Es también necesario contar con otro tipo de materiales de limpieza y aseo tales como esponjas, cepillos, brochas, secadores… para limpiar y evitar las manchas. También existen materiales muy peculiares como diversos elementos químicos utilizados para camuflar la palidez típica de un cuerpo sin vida.

entorno de trabajo y materiales

Con estos materiales el tanatopractor deberá de realizar también suturas, afeitados, taponados de orificios, etc. Todo esto en pos de realizar la mejor desinfección y limpieza del cuerpo que sea posible, ya que esta es precisamente la función de todo aquel que quiera dedicarse a la tanatoestética de forma profesional.

Desarrollo del trabajo de tanatoestética: desempeño habitual, así como peticiones especiales.

El trabajo de tanatoestética debe de seguir un delicado proceso de desarrollo, el cual por supuesto incluye un contacto especial y cercano con los familiares y personas allegadas del difunto a tratar, los cuales pueden llegar a tener ciertas peticiones a la hora de maquillar y embellecer su cuerpo para así poder presentar sus respetos. Al fin y al cabo, ellos eran realmente quienes le conocían, por lo que pueden guiarte con respecto al tipo de peinado que utilizaba, si solía llevar barba o no, entre otras muchas cosas. Para realizar un trabajo mucho más cercano a la realidad, también se suele apoyar esta información con imágenes del mismo.Todo lo que sea necesario como para ofrecer a sus amigos y familiares la mejor imagen del fallecido antes de decirle un último adiós.

trabajar en tanatoestética: los familiares.

Otra petición especial suele ser la de incluir dentro del féretro junto al difunto alguno de sus artículos personales más icónicos, los cuales normalmente guardan algún tipo de significado y/o valor sentimental ya sea para él o para los propios parientes.

Cualquier profesional puede hacer el “trabajo de campo” habitual de embellecer y preparar el cuerpo del fallecido, pero saber tratar con los familiares y cumplir con sus exigencias (siempre en la medida de lo posible) es una seña inequívoca que tan solo muestran los más expertos tanatopractores, así como una forma de mostrar respeto por la muerte del susodicho a todos y cada uno de los conocidos allí presentes para presentarle sus respetos. Por tanto, aquel que quiera aprender tanatoestética deberá saber lidiar también con este tipo de situaciones tan sensibles, no solo centrándose en el hecho de maquillar y preparar al muerto, sino también mediando con las peticiones y los sentimientos de sus parientes.

¿Cómo de complicada es esta profesión? ¿Quién puede y no puede ejercer como tanatopractor?

Modificar la estética general de un cuerpo sin vida suele ser bastante complicado. Tanto es así, que el proceso puede llegar a durar varias largas horas, dependiendo sobre todo de la muerte que este haya tenido y, evidentemente, del estado en el que se encuentre el cuerpo. Esto es muy importante, ya que si por causas del fallecimiento la figura del difunto se ha visto comprometida de alguna forma, se dificultará y mucho los arreglos necesarios como para conseguir recuperar lo máximo posible, y ofrecer una imagen sin desperfectos del mismo.

A continuación, os ofreceremos un video con el que podréis comprender mucho mejor y de forma visual todo el trabajo que conlleva ser maquillador de muertos

Ejercer la tanatoestética no es moco de pavo. A los impedimentos ya enunciados relacionados con el manejo y el tratamiento de cuerpos pertenecientes a personas muertas (una situación que las personas más aprensivas no podrán sobrellevar) se le suma el hecho de que, en multitud de ocasiones, los cadáveres no se encuentran en las mejores condiciones posibles que digamos. Lo cual dificulta enormemente su recuperación. Caídas, quemaduras o tumores en la cara son algunos de los contratiempos más comunes en este trabajo, y que influencian directamente en la dificultad de trabajar en dicho sector.

Para este tipo de situaciones, el profesional encargado de ejercer la tanatoestética deberá utilizar yeso o cera para modelar las partes menos agraciadas y darles la forma y el aspecto natural con el que todos puedan lidiar, evitando una imagen desagradable para sus familiares y allegados. En la mayoría de los casos, este tipo de “modificaciones” ni siquiera se perciben, y todo ello gracias a la habilidad del profesional en cuestión.

Estudiar la profesión a través de cursos de tanatopraxia y tanatoestética

Ambos cursos especializados son las disciplinas que te permitirán acceder a un puesto de trabajo en  el sector, siendo la opción más recomendable tomar nuestro consejo de realizar los cursos de tanatoestética y tanatopraxia a la vez para tener un currículum mucho más completo con el que obtener un trabajo de forma mucho más rápida y eficiente.

Dónde estudiar tanatoestética

Existe la posibilidad de estudiar tanatopraxia a distancia, así como de forma presencial. Inclusive, existen cursos gratuitos con los que poder estudiar tanatoestética. Tuya es la decisión, aunque evidentemente la preparación y la formación práctica requiere de clases presenciales, por lo que deberás de tener muy en cuenta el hecho de apuntarte al menos a un curso de tanatopraxia semipresencial.

Dichas prácticas están estrechamente ligadas a la formación impartida por centros oficiales, ya que se realizarán en empresas externas ligadas con dicho establecimiento en cuestión, aunque evidentemente siempre pertenecientes al sector. Por lo que lo adecuado sería formarte en uno de dichos centros homologados. Ya que serán los que realmente impartan una formación profesional completa y adecuada que te permita acercarte a tu futuro entorno de trabajo laboral accediendo directamente al ambiente de trabajo del profesional en Tanatoestética tras finalizar tus estudios.

Tanatoestética sueldo habitual de un trabajador ¿Cuánto se gana siendo maquillador de muertos?

Este es otro de los datos que más interesa a todos aquellos que buscan trabajar como tanatopractor en un futuro. Saber si el sueldo es bueno y por ende si se puede vivir bien de esta profesión. Pues bien, te reconfortará saber que el sueldo en tanatoestética es bastante alto. ¿Qué es lo que provoca un salario tan alto en esta profesión o en el sueldo en tanatopraxia?

¿Cuánto cobra un tanatoestético?

Los motivos son muy sencillos, y es que no solamente se trata de una profesión a la que muy poca gente quiere acceder por los motivos tan delicados y sensibles que la rodean, sino que además es un sector con una muy alta demanda (ya que la gente muere de forma natural constantemente) por lo que se intenta incentivar el hecho de que existan más técnicos en tanatopraxia y tanatoestética mediante un sueldo alto y lo suficientemente atractivo como para aumentar los profesionales que tan necesarios son en el sector.

Se trata de un empleo bastante estable ya que todos en esta vida acabamos encontrando nuestro final en la muerte (por lo que siempre hay “clientes”) y además con un sueldo bastante alto de unos 2.000€. Aquellas personas que hayan estudiado tanatopraxia avanzada, o que hayan completado su CV con ambos cursos podrán optar inclusive a una cifra superior y que gira en torno a los 3.000€, por lo que ser maquillador de muertos se trata de un trabajo muy bien remunerado.

Ya han salido los temarios actualizados a 2018 para CorreosVer Temarios
+ +