Saltar al contenido

Oposiciones para maestros en 2018 España: Lo que debes tener en cuenta

Ser maestro asegura muchas cosas. Por un lado, tienes en tus manos la posibilidad de formar ciudadanos y profesionales de alto calibre. Pero por otro lado, tienes la seguridad económica y laboral que muchos puestos no tienen, ya que el puesto de maestro suele tener una estabilidad de más de 10 años. Incluso, participar en oposiciones maestros puede ser el punto inicial para una carrera en la educación y la formación con muchas más aspiraciones.

Las oposiciones para maestros en España son tremendamente importantes. Muchas personas dan la vida por participar y entrar, ya que la labor del maestro requiere de disciplina, de compromiso social y de mucha vocación. Se convierte, por tanto, en una forma de vida.

En España, las oposiciones maestros suelen tener mucha demanda. Sin embargo, también es destacable mencionar que se trata de uno de los puestos para oposiciones donde mayor número de plazas están disponibles cada año. Por eso, si tienes los estudios requeridos, la preparación en la práctica y mucha motivación por convertirte en un pilar formativo para los jóvenes, participar en una oposición para maestro es lo que debes estar planeando.

Ahora bien, muchas veces nos cohibimos de hacer lo que nos gusta o de participar porque creemos que es complicado, que hay que hacer muchos trámites previos o porque simplemente no encontramos la información correcta. Para subsanar ese problema, a continuación tendrás toda la información para optar a una oposición de maestros.

Oposiciones maestros: Toda la información que necesitas

Requisitos que debes cumplir si quieres participar

Aunque la información sobre los requisitos varía levemente con cada convocatoria y en cada Administración, estos son los requisitos generales que debes cumplir si quieres participar en oposiciones para maestros. Lo ideal, como siempre, es cumplir con cabalidad y salir sobrante de cada uno de los requisitos. Dar más de lo que le piden, en una oposición, es garantía de éxito.

    1. El primer requisito es totalmente imprescindible. Para poder participar en estas oposiciones, debes tener nacionalidad española, o bien, tener la nacionalidad de alguna nación de la Unión Europea.
    2. El participante debe tener una edad laboral activa. Es decir, debe ser mayor de 18 años, y también debe ser menor a la edad de jubilación que se maneje en el momento de la convocatoria.
    3. Para participar no se deben tener enfermedades o padecimientos que denoten problemas psíquicos o físicos que no permitan el desarrollo normal de las funciones del puesto al que está optando en la oposición. Como método para justificar su estado de salud, se le pedirá un informe de salud actualizado.
    4. El participante de la oposición no debe tener antecedentes penales ni tampoco debe estar inhabilitado para ejercer cargos en la Administración Pública. En caso de que el interesado tenga una nacionalidad de la Unión Europea –pero no sea española-, no deberá tener ningún tipo de antecedentes de este tipo en su país de nacionalidad ni tampoco en España.

 

  • Cualquier funcionario que actualmente ostente un cargo en Administración Pública no podrá participar en las oposiciones a maestro.

 

  1. Aunque dependerá de cada convocatoria, para optar a determinados puestos de maestros se necesitará la comprobación de conocimiento de la lengua de la Comunidad Autónoma en cuestión.
  2. Para poder participar, se debe tener un título de Maestro o alguna titulación de grado en carreras afines. Este requisito es obligatorio.

Pruebas que deberás superar

Todo participante en unas oposiciones maestros deberá superar 2 pruebas principales. El contenido variará dependiendo de la convocatoria y la entidad donde participe, pero en regla general son las siguientes.

Primera prueba: Proceso selectivo

La primera parte de la prueba para oposiciones a maestros está dividida en dos partes. Una teórica y una práctica. Esta primera prueba tiene como objetivo constatar que el postulado tiene los conocimientos generales y específicos de la profesión, del cargo al que aspira y de las funciones del mismo.

Esta primera parte de la prueba arrojará una valoración de entre 0 y 10 puntos totales por cada opositor. Para que los participantes puedan pasar a la segunda prueba, deberán obtener una valoración igual o superior a los 3 puntos totales por cada prueba, ya que se necesita un promedio superior a los 5 puntos para estar en la segunda prueba de la oposición.

Aunque se trata de un proceso selectivo, donde las pruebas prácticas tienen por finalidad conocer la predisposición y la capacidad del participante para dominar el área, las funciones y demás; y donde las pruebas teóricas tienen como objetivo conocer la convicción del participante en torno a un tema escogido por los evaluadores, se recomienda siempre intentar obtener la mayor puntuación posible.

De esa manera, no sólo asegura su participación en la segunda prueba sino que tendrá mayores posibilidades de ser seleccionado.

Segunda prueba: Actitudes y Técnicas

A diferencia de la primera, la segunda prueba tiene como objetivo conocer cuáles son las actitudes, técnicas, métodos y capacidades con las que cuenta el participante para trabajar en el puesto al que está optando. Al igual que en la prueba anterior, ésta también consta de dos partes evaluativas.

En la primera parte de esta prueba el participante deberá defender un programa de enseñanza ante el Tribunal evaluador. El opositor en cuestión deberá tratar un módulo que se relacione con el puesto al que está optando. El módulo deberá corresponder con la programación oficial del curso escolar de cualquier nivel o etapa atribuida al docente.

En la segunda parte de la prueba de actitudes y técnicas el participante deberá realizar una exposición oral de una unidad didáctica escogida por él o por el Tribunal. La escogencia siempre será al azar, entre temas ya convenidos por ambas partes. La unidad didáctica o módulo corresponderá a la programación oficial del curso escolar de cualquier nivel de formación.

Para poder realizar ambas pruebas, el participante podrá valerse de cualquier material de apoyo que considere necesario. Además, podrá utilizar un guion de contenidos. Este último deberá, de forma obligatoria, ser entregado al Tribunal evaluador al finalizar las presentaciones.

La prueba será valorada en una puntuación que va de 0 a 10 puntos. Para superarla, por supuesto, deberá obtenerse una puntuación por encima de los 5 puntos.

Principales salidas laborales de un Maestro

Las funciones de un maestro han variado conforme ha pasado el tiempo. Actualmente, las principales salidas laborales de este puesto son muchas en comparación con décadas anteriores, lo que no hace más que aumentar el interés de los participantes.

La principal salida laboral es pertenecer al sistema educativo tradicional. Es decir, prestar su trabajo y experiencia a centros escolares públicos y privados.

A su vez, podrá trabajar en Departamentos de Recursos Humanos de cualquier empresa como encargado de funciones asociadas a la Formación de la plantilla, la Promoción de los trabajadores y también a la contratación de nuevos empleados, dada su experiencia en la aplicación de pruebas. A esto se le añaden trabajos de asesoría y de cursos o talleres dentro y fuera de estas organizaciones.

Otros sectores públicos en los que un maestro puede tener participación laboral son los centros hospitalarios, las organizaciones de base comunitarias, en cárceles y retenes de menores de edad. Todo, como siempre, enmarcado en su sapiencia para la formación de ciudadanos.

Visto lo anterior, ya tienes toda la información a pleno para participar en una oposición maestros.