Saltar al contenido

¿Por qué estudiar la carrera de Fotografía en la universidad?

Sería impensado creer que hace 5 o 10 años la carrera de Fotografía tuviera una exigencia tan alta como ahora. Pero, el crecimiento del marketing, de las redes sociales y sobre todo de los entornos digitales enteros ha permitido que la fotografía comience a jugar un rol esencial en la comunicación social, en el periodismo, en el marketing empresarial y carreras afines. La fotografía siempre ha sido importante desde este punto de vista, ya que bien lo ejemplifica una frase tradicional, “una imagen vale más que mil palabras”. Pero, con el auge de los servicios vía web, la importancia de que las imágenes logren, por sí mismas, transmitir un mensaje, ha hecho que la educación se encamine a la profesionalización de este trabajo que bien podría ser considerado un arte.

A diferencia de otros artes, como la escritura o la música, la fotografía se rige por normas. Mientras las primeras dos ramas del arte pueden dejarse llevar por la inspiración y esa sensación del romanticismo, la fotografía necesita de muchos elementos en sincronía para lograr los resultados ideales. Es un arte con mucha más técnica y mediciones, pero arte al fin.

La necesidad por parte de la audiencia de buena información, de ser sorprendidos, ha ocasionado una alta demanda de buenas fotografías. Para garantizar buenas fotografías, un fotógrafo no sólo necesita tener talento, sino también tener los conocimientos técnicos y teóricos que le permitan lograr los resultados mejor considerados. Estos conocimientos son los que se adquieren estudiando fotografía, razón por la que esta carrera ha tenido una reciente inclusión y su importancia cada vez más va en ascenso.

Un fotógrafo puede trabajar de mil maneras. Un fotógrafo puede inspirarte o tomar mil ideas distintas. Lo que sí debes saber es que existen algunos criterios comunes en torno a estudiar fotografía. Si te interesa la carrera, si te encanta tomar fotografías, quizá esta sea la orientación que debas dar a tu educación. Campo laboral habrá de sobra.

¿Qué se estudiará a lo largo de la carrera de Fotografía?

No, Fotografía no es únicamente tomar fotografías por aquí y por allá. La carrera de fotografía es bastante densa en la cantidad y en la calidad de conocimientos que puedes aprender, y si estás interesado en estudiar fotografía quizá también estarás interesado en conocer cuáles son los principales elementos de estudio dentro de esta importante carrera profesional.

La carrera bien la podemos dividir en tres partes de estudio importantes, aunque no son las únicas.

La primera parte la podríamos llamar la parte de la producción fotográfica. En esta parte, todo aquel que quiera estudiar fotografía aprenderá todos los elementos que hacen juego dentro de cada toma, y comenzará a entender su importancia, su inclusión y su ausencia en cada una de las tomas que realice. Es allí donde se habla de elementos técnicos como el color, el enfoque, los ángulos o la luz.

En segundo lugar, existe una parte de pre-producción fotográfica. Aunque parezca curioso, primero se aprenderán los elementos teóricos y técnicos para tomar fotografías, y luego se aprenderán los elementos que involucran a la pre-producción. Y la explicación es sencilla.

La fotografía profesional, a diferencia de la fotografía aficionada, tiene una finalidad: transmitir un mensaje. Por eso, en la segunda parte de su carrera es posible que adquiera conocimientos más acercados al ámbito de la psicología, la sociología y el comportamiento de masas. Por lo dicho anteriormente, la finalidad de la fotografía profesional es lograr transmitir un mensaje con total claridad.

En el ámbito práctico se le denomina pre-producción de la fotografía, porque primero necesitarás saber qué quieres transmitir con la fotografía para luego tomarla.

En la fotografía es importante aprender a transmitir un mensaje, ya que una fotografía puede por sí sola cambiar una opinión generalizada, el estado de ánimo o incluso una teoría válida e irrefutable. El poder de una fotografía depende directamente de la calidad que tenga interpretando el mensaje que se quiere transmitir.

La tercera parte del aprendizaje de alguien interesado en estudiar fotografía tiene que ver con la llamada post-producción. En este caso, aprenderá a utilizar todos los programas informáticos que hacen posible la edición fotográfica. El retoque fotográfico está pensado para corregir problemas mínimos y que no permiten que el mensaje o la intención de la fotografía se entienda con claridad.

Hemos querido dividir la carrera de fotografía en sus partes esenciales, porque podrás notar que cada parte tiene una importancia y una correlación con las demás. Sin embargo, cada una de esas partes se puede aprender de forma individual en cursos que brindan muchas instituciones a lo largo y ancho del país. Pero, el peso curricular de la carrera –de forma unitaria- es muchísimo mayor que el peso de los tres cursos de forma individual. Será algo que debas considerar para elegir correctamente tu próximo objetivo académico.

Estudiar fotografía: El Campo Laboral

Una vez tengas tu carrera de fotografía culminada, opciones laborales no te van a faltar. Normalmente, para trabajar como fotógrafo se tienen 4 maneras distintas: la primera es la de trabajar contratado para una empresa; la segunda es la de trabajar de forma independiente (como autónomo o freelance); la tercera es la de trabajar como artista (lo que pasaría a ser un emprendimiento igual). Y la última es la combinación de algunas de las anteriores.

Cada una tendrá sus ventajas y desventajas, y dependerá exclusivamente de una decisión personal ocuparse de cualquiera de estas maneras. Lo que sí, ser fotógrafo permite tener mucho volumen de trabajo.

Fotógrafo profesional: Trabajar para una empresa

Hay empresas de distintos ramos que pueden necesitar de un fotógrafo a medio tiempo o a tiempo completo. Por eso, tener un trabajo fijo es una forma estable de obtener un salario mensual. Quizás, dada la forma en que se comporta el mercado actualmente, no sea la opción en la que más dinero pueda ganar un fotógrafo, pero suele ser la mejor manera de comenzar la carrera.

Las principales empresas que contratan profesionales de la fotografía suelen ser los medios de comunicación impresos, audiovisuales y digitales; y los estudios o agencias de fotografía.

Es importante destacar que, en la mayoría de los casos, ser fotógrafo para una empresa no significa que no puedas realizar trabajos puntuales como freelance, por lo que podrás incrementar tus ingresos de la forma en que gestiones tu carrera.

Fotógrafo profesional: Trabajar como independiente o freelance

De hecho, muchas de las ocasiones en que se piensa en trabajar de forma independiente, se piensa en carreras como la fotografía. Trabajar como fotógrafo de forma independiente significa que cobrarás por cada uno de los trabajos que realices. Por tanto, la principal dificultad de este modo de trabajar es que cada mes logres tener un volumen de trabajo estable como para permitirte un ingreso decente.

La ventaja es que los tiempos de trabajo, los días libres, los métodos, los precios; todo lo gestionarás personalmente. Para los fotógrafos profesionales con una reputación y un historial comprobable, ser independiente es la mejor opción, sin dudas.

Fotógrafo profesional: ser un fotógrafo artístico

El arte de la fotografía a menudo no es sencillo de explotar. Más si se tiene que hay otros artes audiovisuales que han logrado mayor preponderancia como la producción cinematográfica o la televisiva. Sin embargo, el talento puede explotar de cualquier manera y es posible que ser un fotógrafo artístico sea lo que realmente quieras.

El trabajo aquí se mostrará en galerías fotográficas, proyectos culturales, estudios personales. Incluso, pueden ser el principio de una carrera como especialista en el ámbito fotográfico y que luego derive en la creación de talleres y academias impulsando métodos propios y autodidactas.

Si se quiere, las tres formas principales de trabajar como fotógrafo profesional se pueden ver como escalones. Así, los que recién inician escogen trabajar para una empresa. Cuando han logrado reputación inician los caminos del trabajo independiente. Y luego, cuando ya tienen rodaje, impulsan sus propios métodos en la fotografía artística. No es una regla, pero también es un buen camino para tomar.

Ahora bien, hay un elemento importante que puede hacer que te decidas o no a cursar o estudiar fotografía. Es el que ahora nos convoca.

El salario de un fotógrafo profesional

El sueldo de un profesional de la fotografía es bastante diverso. Con lo dicho anteriormente, dependerá de la forma en que intentes trabajar y de los medios a los que estés llegando con tu trabajo. En principio, un fotógrafo profesional pudiera ganar un sueldo que iría de entre los 12.000 euros anuales hasta los 17.500 euros anuales. Luego, están los profesionales con rodaje y que realizan trabajos por cuenta propia que pueden facturar más de 20.000 euros en un año de trabajo.

En el caso de los fotógrafos autónomos, bien pueden tener meses en los que oscilen entre los 2.000 euros y los 4.000 euros; para luego tener meses en los que no logren subir más allá de los 1.100 euros al mes. En ese caso, la labor de un fotógrafo tiene mucho de administración de los ingresos para tener un promedio estable, ya que se trata de una labor que nunca arroja los mismos beneficios monetarios.

Lo que sí, arroja muchos beneficios en lo personal, ya que se trata de una carrera muy apasionada. ¿La fotografía es lo tuyo? Aquí tienes toda la información para que por fin des el paso adelante y te conviertas en un profesional en lo que de verdad te gusta.